Esta cerveza Lager Original Sin Filtrar está inspirada en los métodos tradicionales de elaboración de 1900 en los que las cervezas no se filtraban. Tiene un sabor inconfundible, pero para apreciarlo bien es necesario un ritual previo.

Antes de hablar del ritual de cata, hablemos un poco sobre esta cerveza. En los métodos de elaboración de cerveza modernos, se suele realizar un filtrado después de la fermentación y antes del embotellado, para eliminar sobre todo la levadura en suspensión que queda en el dorado líquido, y así darle un aspecto más transparente.

Él Águila Sin Filtrar está inspirada en los antiguos métodos de elaboración en los que no se llevaba a cabo ese filtrado. Por ello está como recién salida del tanque de fermentación, lo que le da un un color ligeramente turbio, al tener la levadura en suspensión que ha sido controlada manualmente por un maestro cervecero. Esto también le da un sabor muy característico en el que se realzan el carácter de sus lúpulos exquisitamente seleccionados y se intensifican sus aromas.

El ritual

Antes de beberla se debe dar la vuelta a la botella, sin llegar a agitarla, para así despertar la levadura en suspensión y poder apreciar al catarla toda su intensidad y frescura. 

Además de esto sería muy conveniente entre sorbo y sorbo comer algo salado para así “despertar” el paladar y disfrutar al máximo de este auténtico sabor.

¿Ya ofreces en tu establecimiento El Águila Sin Filtrar? Ponte en contacto con nosotros y podremos ayudar para que pronto tus clientes puedan disfrutar de este delicioso ritual.